Aniversario del fusilamiento el General Vicente Guerrero en el ex convento dominico de Cuilápam de Guerrero, Oaxaca, a los 49 años.

En el puerto de Acapulco, el comerciante genovés Francisco Picaluga invitó a Guerrero a una comida a bordo del bergantín El Colombo. Allí fue hecho prisionero y encadenado, mientras el navío levaba anclas con rumbo a Huatulco, Oaxaca, donde lo esperaba el capitán Miguel González con órdenes de custodiarlo. No se pretendía darle oportunidad. Fue escoltado a la ciudad de Oaxaca, donde Valentín Canalizo dirigió un juicio sumario, entre otras cosas se le acusó de rebelión y usurpación sin permitirle defenderse.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn